Las autoridades ginebrinas prevén crear 168 nuevas plazas de detención administrativa para el 2017.
En esas celdas serán encerradas las personas extranjeras únicamente por estar en proceso de expulsión.
A esto se suma un proyecto de « centro federal de partida » de 260 plazas desde el cual también serán expulsados solicitantes de asilo.
De esta manera, Ginebra corre el riesgo de volverse un verdadero « hub de expulsión » para toda la Suiza francesa.

Esta Ginebra no es Mi Ginebra.

Desde siempre Mi Ginebra ha acogido refugiados. Es la ciudad depositaria de numerosos convenios, y alberga
unas cuantas organizaciones que defienden los derechos humanos en todo el mundo. Ginebra es un lugar donde se promueve
la dignidad humana y no el encierro y la devolución forzosa.

Firma la petición, y compártela !

 

 

Mi Ginebra es una campaña de Stopexclusion.

www.stopexclusion.ch